Te he echado de menos…pero aquí estoy!

He vuelto y te he echado de menos! Han pasado algunos meses desde que escribí mi último post, pero no ha pasado un día en el que no te haya tenido presente. Estos meses no he podido pasarme mucho por aquí debido a un proyecto de trabajo profesional y a una temporada de crisis bloguera! 

Escribir en ésta ventana abierta al mundo es sin duda muy gratificante, de hecho, siempre he dicho que lo mejor del blog es poder compartir experiencias y, sobre todo, recibir las tuyas! Son muchas las personas que me escriben personalmente y eso es absolutamente reconfortante y alentador! Gracias de verdad por estar ahí! 

Sin embargo, a veces tengo temporadas de poca inspiración, búsqueda de caminos, vacío textual, presión por plazos, responsabilidad por mis lectoras, compromisos, dudas sobre el futuro y destino del blog, tensión por mantener el ritmo…

Permíteme que me explique. Me encanta mi blog y todo lo que ello conlleva, pero sí, también tengo mis ratos de poca motivación o inspiración y no quiero que compartir mis experiencias deje de ser mi hobby (que adoro!) ya que me encanta poder expresar, comunicar, reflexionar e inspirar – si llego a tu corazón – con libertad, autonomía y espontaneidad. Siempre he procurado e intentado ser real y sincera en mis textos y quiero que eso siempre sea así.  Es por ello que en mi momento de baja motivación no he querido trasmitir lo contrario.

Confieso que me da un poco de vértigo empezar a escribir de nuevo. Tengo miedo de que las palabras no fluyan, que no sepa expresar bien mis ideas y que haya perdido la práctica! Por otra parte, tengo la esperanza de que esto sea como andar en bici, que dicen que nunca se olvida. Será cierto? 

A veces pienso que el día debería tener más de 24 horas! Parece imposible terminar en una jornada de 8 horas (por no decir 12!) la cantidad de responsabilidades que la vida nos entrega. Tengo la esperanza de no ser la única a la que el tiempo le apremia y que más de una se sienta identificada con el asecho del día a día.

Eso es lo que me ha pasado últimamente. Un proyecto profesional, algunos proyectos personales, uno que otro reto familiar y una dosis de crisis bloguera ha hecho un pequeño cocktail molotov que me ha tenido un poco alejada de uno de mis hobbies favoritos: éste blog. 

En todo caso, regreso con más ganas y con muchísima, muchísima, muchísima ilusión! Tengo ideas nuevas y muchísimas ganas de compartir contigo tantos momentos, experiencias, sueños, crafts, recetas, planes con niños, moda de niños (y alguna que otra de madres)… y si me lo permites, de vez en cuando acompañando con pequeñas reflexiones e ideas!

Nos seguimos viendo en las redes! Recuerda que puedes también seguirme en Instagram (@chilyriofrio) para compartir mi día a día! 

¿Seguimos?

_MG_7375

xoxo

Chily

Related Posts

4 comments

  1. Chily! Encontrando muchas respuestas en tu blog! Algún día para hacer algo juntas! Tengo mi cuenta de recetas en @likeachef_ec y me siento súper identificada con lo que dices! Vamos para adelante! Para atrás ni para coger impulso!!! Un beso

    1. Gracias Vero! Una alegría poder compartir experiencias! Aquí estamos para lo que necesites! Disfruta de tu nueva vida! un abrazo!

  2. Ánimo Chily, las palabras brotarán porque tienes mucho que compartir y se te da muy bien transmitirlo. Te echábamos de menos.
    Un besazo familiar